Revisando los programas de la década de 2000

0
264
Muchos de los adultos de hoy crecieron viendo la televisión de la década de 2000. Hoy en día, muchos se preguntan si estas son realistas o no. (Foto cortesía de dominio público)

Desde mi punto de vista, los programas de televisión estadounidenses fueron prosperando en el pasado, cuando había pocas plataformas de redes sociales, no había teléfonos inteligentes y no había respuestas instantáneas a través de Google. Pero hoy en día, estos shows no son realistas.

Desde finales de la década de 1990 hasta principios de la de 2000, la escuela secundaria o los primeros años de la universidad sirvieron como foco central de numerosos programas de televisión de cultura popular alrededor de la escuela secundaria o los primeros años de la universidad.

Naturalmente, se trata simplemente de series de televisión ficticias con argumentos inverosímiles y actores que son al menos diez años mayores que los personajes que interpretan. Aún así, existe una clara división intelectual entre series de ahora como Riverdale o Outer Banks y Gilmore Girls (2000) y Gossip Girl (2007).

Los programas de televisión de la década de 2000 se centran más en política y libros que en cultura pop y entretenimiento. En cuanto a lo que pasa un adolescente, los personajes son un poco más realistas. Sin duda, hay tramas irreales que se inventan para hacer que el espectáculo sea más emocionante y dramático, pero todavía hay una corriente de adolescencia.

Obviamente, estos programas no son muy realistas.  Algunos se superponen entre sí y se conectan a través de experiencias de la adolescencia, mientras que otros ignoran por completo estos asuntos. Sin embargo, quienes mejor los juzgan son los adultos/padres de nuestra generación, así como los adolescentes que crecieron en esos años.

Tomemos como ejemplo a Gilmore Girls, este programa tiene la experiencia más realista de la escuela secundaria. Los estudiantes están estresados ​​por temas lógicos; tareas, exámenes, universidad y calificaciones.

Sin embargo, cuando se trata de asuntos verdaderamente importantes, como la vida familiar y el crecimiento personal, este programa no logra retratar relaciones saludables.

Un ejemplo de esto son Rory y Lorelai (los dos personajes principales) estas dos tienen una relación perfecta entre madre e hija. Son mejores amigas por encima de todo y este estado de amistad era un desastre, lo que muchos observadores toman como un mal ejemplo de cómo debería ser una relación entre padres e hijos.

No estoy diciendo que los padres y sus hijos no deban ser amigos, absolutamente deberían serlo. Pero debe haber un espacio entre estas relaciones, los padres merecen un nivel de respeto que los amigos no tienen. De la misma manera que los niños merecen un nivel de cuidado y protección que los amigos no pueden brindarles.

Josefina Hanna, madre y fanática de Gilmore Girls, expresa su preocupación por los temas ignorados en este programa.

“La dinámica familiar no es realista en absoluto, no sólo la dinámica del personaje principal, sino también la dinámica entre Luke y su hija.”

Luke, el dueño de un restaurante en Stars Hollow (el pueblo en el que viven), uno de los personajes principales, tiene una vida familiar extraña durante toda la serie.

Se le ve bastante solo en su mayor parte del show, y, de repente  en la temporada 5, de la nada encuentra a una hija de 10 años, April, que inmediatamente se convierte en parte de su vida.

“Encontró una hija de la nada, lo cual es un poco extraño y, a menudo, no sucede en la realidad, pero incluso si sucediera, la trató como a una cita para jugar, no como a una niña,”,dijo Hanna.

Mientras tanto, un programa como Gossip Girl se centra más en los dramas románticos dentro de los grupos de amigos de la escuela secundaria y rara vez menciona el hecho de que las solicitudes universitarias y los estudios tienden a ocupar mucho tiempo en la vida de un adolecente.

En un mundo de riqueza opulenta, muchos de los adolescentes de este programa pasaban las noches y los días bebiendo y divirtiéndose. Realmente es algo fuera de lo común, adultos actuando como adolescentes, adolescentes actuando como adultos, ¡y nadie hace nada para detener el desastre que es este espectáculo!

“Aunque no es imposible, estos niños son privilegiados y tienen acceso a estas fuentes, pero el programa exagera la capacidad y los límites de la forma en que les afecta más adelante en la vida,” dijo Hanna.

Otro tema que este y muchos otros programas ignoran es el bienestar de los adolescentes. En Gossip Girl, Blair, uno de los personajes principales, sufre un trastorno alimenticio (bulimia).

Sin embargo, los productores y creadores de este programa ignoraron por completo este trastorno. Molestando a muchos adolescentes por la falta de sensibilidad y respeto hacia el trastorno.

La estudiante de sexto año, Noah Anderson, comenta sobre la mala cultura alimenticia y relacionada con este programa.

“Es muy perturbador ver cómo le restan importancia a esto. Es un tema grave que debe abordarse más a fondo- muchas niñas admiran a estos personajes y eso genera muy malas expectativas sobre cómo es su relación con la comida.”

Anderson mira este programa desde una perspectiva adolescente y desearía haber visto, desde más joven, las imperfecciones y la naturaleza poco realista de este programa.

Si bien hay más cuestiones y problemas culturales de esta época, también hay algunas cosas maravillosas que la acompañaron.

La década del 2000 trajo a la cultura algunas características, ideas y tendencias cinematográficas excelentes. Entonces, si bien es evidente que hay algunas fallas en sus programas, está claro que sin ellas, no estaríamos donde estamos hoy social y culturalmente.

Hanna está de acuerdo con esto y termina su entrevista con un sabio conocimiento:

“Obviamente, estos programas están destinados a ser dramáticos; no realistas. La realidad es dura, por eso encendemos la televisión y nos olvidamos de nuestros problemas. Pero sería un poco más interesante ver que estos programas tratan problemas reales de una manera que influyan las generaciones más jóvenes, en lugar de crear expectativas falsas.”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.